Romántica por excelencia

Quedan secuelas de ese amor de verano
que me hizo olvidar los malos momentos.
Llegué a pensar que tú eras la felicidad
y ella
de alguna manera
-creo-
necesitaba de mí.
Me llevaste al sitio más bello del mundo
en una mirada.
Y tus labios me llevaron a la cima…
Si alguien entiende lo que escribo
o al menos
lo que intento expresar
que me diga algo
que diga si puede verme
a través de cada palabra.
En fin
no importa lo que escriban
estas manos
que nada sienten
que nada tienen.
Sigo diciendo cosas
y ni siquiera me doy cuenta.
Busco el final para un escrito sin tema.
Acaso
tú eres el producto de mi fantasía
y yo
la romántica por excelencia.

Este poema fue ganador del concurso ”Jocs Florals” en el año 2009. Manresa